EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA


EXPANDIENDO LA CONSCIENCIA


TU MENTE NO TE LLEVARÁ JAMÁS A LA VERDAD DE QUIEN ERES, DEJA QUE LA LUZ DE TU CORAZÓN TE MUESTRE AL SER Y REGRESA AL HOGAR, SERÁS LIBRE


viernes, 7 de junio de 2013

RECONECTÁNDONOS CON LA PASIÓN QUE SOMOS








Una de las energías más potentes, divinas y creadoras es la de la Pasión. Sin pasión, no hay movimiento, no hay fluir en la vida, todo se queda estancado y sin posibilidad de cambio, por eso es tan importante sobre todo en estos tiempos el recuperar la energía de la Pasión. Es una energía intrínseca a nosotros mismos, muy unida a nuestro verdadero yo interior, al niño o niña que tenemos dentro y que al adaptarnos a la matrix, a la sociedad y a lo que se requería de nosotros, que fuésemos pequeños autómatas, fuimos olvidando o relegando a  un último plano muy escondido en nuestra vida.

La pasión es vida. Sin pasión, sin entusiasmo, nuestra vida se convierte en monótona, triste, rutinaria, y sin conexión con nosotros mismos y con nuestra verdadera naturaleza divina creativa y amorosa. Cuando la Pasión desaparece de nuestras vidas nos desvinculamos también de otras energías fundamentales para mantenernos en la Alegría y en el Amor.

Necesitamos recuperarla si la perdimos. Para ello, podemos darle una forma, imaginar qué forma tendría para nosotros la Pasión y dibujarla para empezar a tomar consciencia de esta energía que permanece dormida en nuestro interior y recuperarla.
Podemos también hablar con nuestro niño o niña interior, ver qué le apasiona, qué le hace feliz, qué le produce Alegría y recrearlo, permanecer un tiempo sintiéndolo, hasta que en  nosotros empiece a brillar un poquito de esa pasión y entusiasmo,… de lo que se trata es de volver a tomar contacto con esta energía, reconocerla , manifestarla fuera y atraerla hacia el mundo que nos rodea simplemente con el hecho de manifestarla exteriormente.




A veces nos podemos sentir perdidos, sin saber cuál es realmente nuestro propósito de estar aquí, qué es aquello para lo que “valemos, o cuál es nuestro don” para compartir con el mundo y aquí necesitamos de la Pasión para recordar quiénes somos, sentir  en nosotros la fuerza interior que nos lleva a descubrir cuál es nuestro propósito, quiénes somos realmente, perder el miedo de reconocernos y descubrir qué queremos y tener la fuerza y entusiasmo suficiente como para llevarlo a cabo. Es como un fuego interior que no quema pero que arde y que nos lleva a ser quiénes somos y vivir plenamente nuestra vida desde esta consciencia.

Todo lo que queremos crear para nuestra vida, todo lo que nos proponemos hacer, necesita de la Pasión para sentirlo de verdad junto con una alta dosis de entusiasmo y de Amor para que realmente pueda llegar a manifestarse y tener éxito en su creación.








La Pasión es como la Magia, puede hacer aparecer en nuestras vidas aquello que queramos, podemos manifestar lo que esté alineado con  nuestro propósito de vida, porque cuando recuperas la energía de la Pasión te realineas con la fuerza de la Fuente, del Cosmos, del Universo, pues en la Creación misma la Energía estrella fue la Pasión y el Amor. Sin pasión no hay creación posible o esta no podrá manifestarse plenamente.

Cuando sientes el fuego y la fuerza de la Pasión, cuando te conectas con esta energía, te alineas por tanto con el Universo que se alimenta también de esta Energía y la irradia, te alineas con tu brújula interior que te guiará en tus creaciones dándole la fuerza necesaria para que se manifiesten.
Con la Pasión, recobras también la Alegría, esa sensación interior de que todo está bien en tu vida y de que todo es posible, recuperas la CONFIANZA perdida, y te sales del círculo colectivo del Miedo. En definitiva, sales un poquito más de la dualidad que se respira en el exterior, y consigues la fuerza necesaria para ser tú mismo sin importar demasiado lo que opinen fuera, estás en el mundo pero sin participar del miedo que hay en él.






A nivel espiritual, también es necesaria la Pasión para poder encontrar cuál es tu propósito divino y tener la fuerza, el coraje y el Amor necesario para llevarlo a cabo sin que importe nada más. Consigues conectarte con la Fuente que todo lo ES y que tú ERES, pues la Pasión es algo natural en el ser despierto, el que se conecta consigo mismo, con la Fuente y con el Universo y reconoce la Unidad de todo lo que Es, y desde ahí encuentra la Alegría interior, la Confianza, la Paz y el Equilibrio que ES.

La Pasión, logra también convertirnos en el Alquimista interior, nos convierte en los Magos y Alquimistas de nuestra vida y del mundo que nos rodea. Puede transformarnos, expandir nuestra consciencia, transmutar muchas de nuestras emociones de no merecimiento que acumulamos durante tantos años en que se nos enseñó a cumplir con el sistema y no pensar, no ser creativos, no creer en la magia, no soñar y no ser apasionados. Puede sanar todo el dolor emocional que esto nos ocasionó, y conseguir así la Alquimia interior hacia el Ser divino que somos. Nos transforma hacia el despertar y la expansión de consciencia.
Al fin y al cabo no se trata de otra cosa que de desprogramarnos y volver a ser el Ser inocente y libre que éramos cuando nacimos y éramos pequeños. Desde ahí todo en nuestra vida es posible, porque volvemos a recuperar la Confianza de que todo es posible, y por tanto todo es entusiasmo, gozo, alegría y pasión.






Si recuperamos la Pasión, ofrecemos al mundo también una gran dosis de energía necesaria para que se de el cambio. Todo cambio, toda revolución que ocurre en nuestro interior, se manifiesta también en el exterior, ayudando al cambio real fuera.

Estamos en unos momentos de mucho cambio externo, de mucho movimiento, y es necesario muchas creaciones nuevas, se necesitan a muchas personas que crean en un cambio de verdad, que estén dispuestas primero a producir el cambio en sus vidas y después a manifestarlo fuera, para que todo fluya del mejor modo posible. La sociedad necesita de nuevas ideas en todos los  campos, económico, político, social, educacional, ecológico,… y de personas que estén dispuestas a conectar con su interior, que no tengan miedo de ser quienes son y de ofrecer al mundo lo mejor de sí mismas y sus dones, sean los que sean porque son muy necesarios en estos momentos, y para ello es necesario personas que reconecten con la Pasión, con la fuerza creadora que son, con el entusiasmo y el fuego del Amor, para crear un mundo de Alquimistas y Magos en los que su brújula interior esté enfocada en el Amor y la Pasión que son, que sientan el fuego de la verdad y estén dispuestos a compartirlo con el Mundo para crear una sociedad despierta, una sociedad nueva de creadores divinos.






Reconéctate a la energía expansiva de la Pasión,…




3 comentarios:

  1. Me gusta mucho esta entrada, para realizar mi comentario primero debo poner la definición de la RAE de pasión.

    pasión.
    (Del lat. passĭo, -ōnis, y este calco del gr. πάθος).
    1. f. Acción de padecer.
    2. f. por antonom. Pasión de Jesucristo.
    ORTOGR. Escr. con may. inicial.
    3. f. Lo contrario a la acción.
    4. f. Estado pasivo en el sujeto.
    5. f. Perturbación o afecto desordenado del ánimo.
    6. f. Inclinación o preferencia muy vivas de alguien a otra persona.
    7. f. Apetito o afición vehemente a algo.
    8. f. Sermón sobre los tormentos y muerte de Jesucristo, que se predica el Jueves y Viernes Santo.
    9. f. Parte de cada uno de los cuatro Evangelios, que describe la Pasión de Cristo.

    Visto así, quién quiere sentir eso….

    Desde siempre se han encargado, nuestros padres, tutores, gobernantes y dirigentes de religiones, de dar connotaciones negativas a las palabras que puedan significar algo bueno, saludable o que puedan hacer pensar y sentir libremente, así como palabras que puedan hacer que los “borregos” despierten, pasa lo mismo con deseo, ansia, obsesión, gozo, placer ….

    La pasión es algo, que como la inocencia se pierde con el tiempo, hasta ahí todos lo vemos normal pero no lo es, me gusta recordar lo que me apasionaba, lo que anhelaba, lo que me hacía sentir placer y deseaba, me acuerdo mucho de los dulces que hacía mi abuela, eran algo que me encantaba, y comía con ansia, hasta jartarme, jejej, pero claro alguien puede decir, eso es gula, es malo, pero no es así es algo que me gustaba disfrutar, como dar un paseo con la brisa de la montaña en la cara, con el olor de la lavanda y el frescor de un riachuelo que serpenteaba junto al camino, eso me apasionaba, me hacía disfrutar, ¿Eso es malo?, es malo sentir pasión por un hobbie o por una persona, cuando se ama profundamente, sinceramente y de corazón, es normal, sano y justo sentir pasión, que esa persona te apasiona, ¿Es pecado, está mal, mal visto??, es injusto.

    Estoy de acuerdo, hay que recobrar la pasión, y a estas alturas de mi vida, ¿Cómo son las cosas?, tengo que hacer un gran esfuerzo por recordar qué me apasiona, que me apasionaba, jejej, que injusto, debería ser uno de los ejes de mi vida, y es algo que a penas recuerdo.

    Me has hecho reflexionar y, a partir de ahora, de este instante voy a buscar y a atesorar TODO lo que me apasiona.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. MUCHAS GRACIAS A TÍ POR TU COMENTARIO!!!

    no sabía que la RAE definía así algo tan maravilloso e inherente a nosotros. Me ha aportado mucho tu comentario, y como bien dices así no me extraña que nos programen como a borregos para no reconectar con la Pasión en nuestras vidas.
    Me alegro mucho de que haya servido para intentar recordarte qué te apasiona porque necesitamos mucha Pasión en el mundo y muichas gracias por TODO LO QUE HAS APORTADO con tu comentario. Con tu permiso haré referncia a él porque puede ayudar mucho a reflexionar sobre ello.
    Un Abrazo Zefe :)

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso escrito muy esclarecer de la Pasión que debemos tener en todos los actos de nuestra vida, estoy contigo entodo. Manuel.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...